¡¡¡SIN PERDER NI UN SEGUNDO!!!

¡¡¡SIN PERDER NI UN SEGUNDO!!!

sábado, 31 de diciembre de 2016

lunes, 26 de diciembre de 2016

LECTURA. DOS DUENDES Y DOS DESEOS

¿SE TE OCURREN ALGUNAS PREGUNTAS SOBRE ESTA LECTURA?
¿SABES RESPONDERLAS?
ESO SIGNIFICA QUE HAS ENTENDIDO
TODO LO QUE HAS LEÍDO.

¡¡¡FELICIDADES!!!

HOY ES MI CUMPLEAÑOS 
Y YO QUIERO REGALAROS
MI MEJOR SONRISA.
OS QUIEROOOOOOOOOOOO.

TRES GENERACIONES

MI ABUELA CARMEN,
MI MAMÁ CARMEN
Y LA SEÑO OLGA 
OS DESEAMOS...
¡¡¡FELICES FIESTAS!!!

viernes, 23 de diciembre de 2016

FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO AÑO NUEVO




FELIZ NAVIDAD









FELICIDAD, FELICIDAD, FELICIDAD,
FELICIDAD Y MÁS FELICIDAD
PARA TODOS Y TODAS
EN ESTA NAVIDAD Y SIEMPRE.
BESAZOS.

FELICES FIESTAS


SIMPÁTICOS DIBUJOS Y MUCHO MÁS







EL RATÓN ENRIQUETO


 El ratón Enriqueto

Enriqueto era un ratoncito tímido, de pelaje gris, dientes torcidos, ojos bizcos y oreja maltrecha. Se quedó huérfano de padre y madre y creció en compañía de otros ratones que hacían lo que podían para sobrevivir en un mercado de la ciudad de Guatemala.
El día de Nochebuena, como de costumbre tenían hambre y decidieron salir a buscar comida entre los desperdicios de los contenedores que la gente iba llenando alrededor del mercado.

raton
Nuestro amigo Enriqueto, que era muy hábil para detectar olores y sabores, era el jefe de la cuadrilla de buscadores y el que más y mejor comida conseguía para la familia ratonil. Esa mañana logró reunir trozos de jamón, pizza, chorizo, frijoles volteados, nachos, platanitos cocidos, pan francés y unas cuantas galletas navideñas.
- ¡Qué placer!, dijo Enriqueto. 
Todos sus amigos se reunieron y empezaron su banquete navideño. Comieron hasta que casi reventaban sus panzas rechonchas y peludas. Al filo de las 8 de la noche, ya ni se movieron en sus cuevas de lo llenos que estaban. Sin embargo, Enriqueto decidió salir a ver si conseguía algo de postre. Cuando estaba por allí merodeando… ¡¡¡PUM!!!... lo atropelló un coche.
Salió disparado al otro lado de la carretera y notó que algo caliente le salía del cuerpo. 
- Tiene que ser sangre. Dios mío...me estoy muriendo... ¿a dónde iré a ir a parar?: ¿al cielo de los ratones o allí abajo, dónde se asan?..., empezó a pensar Enriqueto. En esas estaba cuando ya no sintió nada más y desfalleció....
Cuando por fin abrió sus ojos, se vio rodeado de ratones vestidos de blanco, y dijo: 
-"Entonces sí me morí y debo estar en el cielo". 
De pronto uno de ellos le habló, diciendo:
- ¡¡Manito Enriqueto...por fin abriste tus ojos...estás vivo!! Un buen susto fue el que se llevó Enriqueto.
Y lo que realmente había pasado fue que cuando sus compañeros oyeron que un coche se había estrellado contra el contenedor de basura que registraba Enriqueto, le vieron tendido en la acera. Inmediatamente lo cogieron y se lo llevaron a su cueva, le frotaron con alcohol el pecho, le estiraron las piernas y lo calentaron con mentol y candelas para que entrara en calor. Enriqueto, al verse vivo, no paraba de llorar de la alegría y juró no volver a portarse mal y ser tan glotón y comilón.
FIN

LOS REYES MAGOS DE ORIENTE


La historia de los Reyes Magos de Oriente

Érase una vez hace muchos, muchos años, existían tres reyes que además de ser sabios, eran capaces de leer e interpretar las estrellas. Uno vívía en Europa, otro en Asia y otro en África y los tres pasaban noches y noches mirando las estrellas, lo que ninguno sabía es que una de ellas cambiaría su vida por completo.
La historia de los Reyes Magos
Un buen día, Melchor un rey europeo, de larga barba era blanca, tan larga como su inteligencia estaba mirando las estrellas desde su palacio. De pronto vio una estrella fugaz, que se detuvo arriba en el firmamento y brilló más que las demás. Melchor se sintió tan intrigado que decidió encaminarse hacia el horizonte para verla más cerca. Cabalgó sobre su camello y partió de viaje.
Gaspar, reinaba en Asia, sus cabellos y barba eran castallos y, como Melchor era un hombre de gran sabiduría. Él también vio la estrella desde su castillo y sin pensárselo dos veces, montó sobre su camello y emprendió la marcha tras la preciosa luz.
En África, otro rey famoso por sus predicciones astrológicas, se encontraba mirando el firmamento. Su nombre era Baltasar y sobre él se posó también la brillante estrella. Melchor corrió a sus establos, montó a lomos de su camello y se encaminó tras la brillante estrella. Al cabo de unos días de viaje, los tres reyes se encontraron en el camino. Ambos comenzaron a hablar del firmamento y de aquella nueva estrella que les atraía poderosamente. Los tres llegaron a la misma conclusión: la estrella les llevaría al nacimiento de un nuevo rey, un rey de reyes.
Todos estuvieron de acuerdo que un rey de reyes necesitaba regalos dignos de su persona. Melchor decidió pues llevar ojo, Gaspar Incienso y Baltasar mirra, los mejores presentes de la época.
Tras un largo viaje los Reyes Magos llegaron hasta Belén, justo allí donde se había posado la estrella y encontraron con gran alegría y tal y como habían pensado un bebé, con su madre María y su padre, José. Melchor, Gaspar y Baltasar, se pusieron de rodillas frente al pesebre donde dormía el niño y pusieron los regalos a sus pies.
El niño Jesús, se puso tan contento con su visita que otorgó a los tres Reyes Magos el don de la vida eterna y la facultad de poder llevar regalos a todos los niños del mundo una vez al año.

jueves, 22 de diciembre de 2016

DESAYUNO NAVIDEÑO



MAÑANA VIERNES...
¡¡¡DESAYUNO NAVIDEÑO!!!
VE PENSANDO QUÉ DULCE
NAVIDEÑO VAS A TRAER PARA
COMPARTIR CON TUS COMPIS 
Y CON LAS SEÑOS. 
¡¡¡PUIEDES VENIR CON UN DISFRAZ NAVIDEÑO SI TE APETECE!!!